The World Needs More Midwives: Self-Care in Midwifery Practice

This is a bilingual English-Spanish post. / El contentido de este mensaje es en inglés y español.

Transcript of Self-Care Interview with Erin Wright, DNP, CNM, APHN-BC

What led you to begin researching self-care in midwifery?

One of the things that really sparked my interest in research in self-care in midwifery and was when I was when I was for a few years acting as the president of the American College of Midwives’ Maryland affiliate. On a fairly regular basis at meetings midwives would approach me. Sometimes they would be very stressed out and they would say, “I think I made a mistake going into this profession” or “I don’t think I can do this anymore.” That sparked my interest in trying to find out, “What can we do?” Because we need more midwives in the world. All the studies in the world are showing that globally speaking. That sparked my interest in engaging in research in this area.

What does it mean to be resilient as a midwife?

Resilience is actually a very interesting word. It is something that is being used a lot in the literature these days, globally in places like Australia, New Zealand, and the U.K. What we are finding is that there are some things that make midwives more resilient than others. Positive relationships with the women they are caring for and their coworkers. Self-care activities are high on the list. Also, a collaborative workspace. This is a systemic issue that is worldwide and different everywhere you go. Some of the things midwives find stressful are things like work overload, hours, their environment, the political environment around midwifery, and their scopes of practice. Resilience is one of the words that we want to be very mindful of in how we use it because in some ways it can be interpreted as the ability to toughen up and handle anything that comes our way, rather than it being simply just faced with a difficult situation and finding the tools to make this a workable environment until a long-term solution can be found.

How can we incorporate self-care in to practice?

Ideally, it would be wonderful if institutions or workplaces had these sorts of programs. And actually, this is where the physicians are taking the lead in the U.S. in response to a lot of discussion about physician suicide. So there are many institutions that are incorporating this. You see it more in the trauma settings than in the obstetric settings, but there are some programs that exist. Some personal self-care activities that have been shown in the literature to be very effective specifically in the midwifery community are things like mindfulness practices such as mindfulness-based stress-reduction programs for example, or really any type of mindfulness training.

Erin Wright, DNP, CNM, APHN-BC
Instructor, Johns Hopkins School of Nursing

What are the barriers to self-care for midwives?

A lot of the barriers that have been discussed in the literature are things like: time; other demands on the midwives either by their patients, or their colleagues, or their work environment; and trying to feel like they are also giving as much to their families or other people in their lives that are important to them. This all becomes a barrier to self-care. Also being on call or working around the clock can become a barrier for midwives who want to be in a group environment or more structured self-care activity.

How can we overcome barriers to self-care?

Again, one thing that is being studied in the literature at this time is mindfulness practices. We do see other self-care activities like restorative yoga or meditation that are also very effective. There are some institutions around the world that are looking into incorporating this through sometimes their integrative medicine departments if they exist within the institution. That can be something that can be very helpful. We are looking forward to learning more about how that is working for them.

What causes stress in student nurse-midwives and can self-care help?

It is very interesting because the sources of stress for students are often very different that those of the practicing midwife or practicing nurse. However, a lot of it is the same. For example, student nurse-midwives also are present at what we call traumatic births. Births with difficult outcomes can be very stressful. A lot of times we do not find ourselves debriefing with students as much as they need and as much as we need in order to prepare them for what to expect in practice. These are things we need to be mindful of. Also stressful are things like preceptor relationships and the students trying to find their place in the setting that they are working, rather than being in sort of a no-man’s land where they are expected to learn skills but yet they are not really considered a part of a team by some institutions. This is different in other institutions, where they are considered an incredibly valuable part of the team and they are depended on. So there is a lot that goes into why we find midwifery students are stressed out. But the same type of self-care activities can actually be just as helpful and acknowledgement that this is present for them as well.


Interview on Self Care in Midwifery with Erin Wright, DNP, CNM, APHN-BC

Entrevista en el tema del autoconocimiento en la partería con Erin Wright, DNP, CNM, APHN-BC

¿Qué te hizo empezar a investigar el autocuidado en la profesión de partería?

Una de las cosas que despertó mi interés en la investigación sobre el autocuidado en la profesión de partería fue cuando yo estaba trabajando como la presidenta de la filial de Maryland de American College of Midwives. A menudo las comadronas se acercaban a mí durante las reuniones. A veces ellas estaban muy estresadas ​​y decían “Creo que cometí un error al entrar en esta profesión” o “No creo que pueda hacer esto más.” Eso hizo que yo tuviera interés en preguntarme, “¿Qué podemos hacer?” Porque necesitamos más matronas en el mundo. Todos los estudios en el mundo están mostrando que necesitamos más matronas. Eso empezó mi interés en participar en la investigación en esta área.

¿Qué significa ser “resiliente” como una matrona?

“Resiliencia” es una palabra muy interesante. Es algo que se está utilizando mucho en la literatura científica hoy en día y globalmente en lugares como Australia, Nueva Zelanda y los EE. UU. Lo que estamos encontrando es que hay algunas cosas que hacen que las matronas tengan el poder de recuperación. Esas cosas incluyen relaciones positivas con las mujeres que las matronas están cuidando y con sus compañeros/as de trabajo. Las actividades de autocuidado son una prioridad en la lista de cosas que ayudan a las matronas. También, un espacio de trabajo colaborativo. Este es un problema sistémico que es mundial y diferente en todas partes. Algunas de las cosas que las matronas piensan son estresantes son cosas como demasiadas responsabilidades de trabajo, horas de trabajo, la cultura en el lugar de trabajo, el ambiente político alrededor de la partería, y restricciones en el campo profesional de la matrona. “Resiliencia” es una de las palabras que queremos ser muy conscientes de cómo la usamos, porque puede interpretarse como la capacidad de endurecer y manejar cualquier cosa que se nos presente, en lugar de simplemente estar frente a una situación difícil y encontrar los recursos para recuperarse hasta que una solución a largo plazo se pueda encontrar.

¿Cómo podemos incorporar el autocuidado a la práctica?

Idealmente, sería maravilloso si las instituciones o los lugares de trabajo tuvieran este tipo de programas. Y este tema es donde los médicos están tomando la iniciativa en los EE.UU. en respuesta a mucha discusión sobre la muerte de médicos por suicidio. Así que hay muchas instituciones que están incorporando esto. El autocuidado se usa más en unidades de trauma que en unidades obstétricas, pero hay algunos programas que existen en el área de obstetricia. Algunas actividades de autocuidado han demostrado en la literatura ser muy eficaces específicamente en la comunidad de matronas como es el caso de actividades de atención plena [concentrándose en estar presente en cada momento] o programas de reducción de estrés.

¿Cuáles son las barreras para el autocuidado de las matronas?

Muchas de las barreras que se han explorado en la literatura científica son cosas como: tiempo, otras demandas a las matronas por parte de sus pacientes, o de sus colegas, o de su lugar de trabajo, y tratando de sentir que también están dando el mismo nivel de atención a sus familias u otras personas en sus vidas que son importantes para ellas/ellos. Todo esto se convierte en una barrera para el autocuidado. También estar de guardia esperando que una mujer entre en trabajo de parto o trabajar sin descanso puede convertirse en una barrera para las matronas que quieren participar en una actividad de autocuidado estructurada.

¿Cómo podemos superar los obstáculos para el autocuidado?

Una cosa que se está estudiando en la literatura científica en este momento es la práctica de actividades de atención plena. Otras actividades de autocuidado como el yoga restaurativo o la meditación también son muy eficaces. Hay algunas instituciones alrededor del mundo que buscan incorporar estas actividades a través de sus departamentos de medicina integrativa si existen dentro de la institución. Eso puede ser algo muy útil. Tenemos muchas ganas de saber cómo eso funciona para aquellos programas liderando.

¿Qué causa el estrés en las matronas y puede ayudar en el autocuidado?

Es muy interesante porque las fuentes de estrés para las estudiantes son a menudo muy diferentes que las de la matrona. Sin embargo, muchos de las fuentes son iguales. Por ejemplo, las matronas también están presentes en situaciones a las cuales nos referimos como nacimientos traumáticos. Estos nacimientos con resultados difíciles pueden ser muy estresantes. Muchas veces no hablamos con las estudiantes sobre la posibilidad de un nacimiento traumático. Las estudiantes y las matronas necesitan esta oportunidad hablar y prepararse para lo que puede ocurrir en la práctica. Estas son las cosas que necesitamos tener en cuenta. También otra cosa estresante es la relación entre las preceptoras y las estudiantes. Es estresante cuando las estudiantes están tratando de aprender responsabilidades en el lugar de trabajo y no tienen apoyo de las preceptoras o de las nuevas colegas. Pero esto es diferente en otras instituciones donde las estudiantes se consideran una parte increíblemente valiosa del equipo y se depende de ellas. Por lo tanto, hay muchas razones porque las estudiantes de partería están estresadas. Pero el mismo tipo de actividades de autocuidado pueden ser útiles, además del reconocimiento de que ellas sienten estrés también.

Leave a Reply